Site Overlay

Cobrando Recursos

Tuve anorexia a los 15 años. Entré a un centro para curarme donde estuve 6 años. Mis diarreas y vómitos empezaron con mis estudios terciarios.

Cada vez que tenía que rendir un examen era trágico. Recurrí a la clínica nuevamente pero quisieron retenerme alegando una recaída y, ahora, posible bulimia.

Pasé luego por gastroenterólogos que no supieron qué decirme. Recuerdo con un sabor amargo la Navidad del 97, la cual la pasé junto con mi madre en una clínica atendida por médicos de guardia, los cuales me dieron un medicamento para parar la diarrea.

El Año Nuevo lo pasé en mi habitación junto a mi novio, escuchando cómo la “gente sana” se divertía. Vivía con Suprasec en el bolso ya que las pastillas de carbón así como entraban salían. Me hice análisis de materia fecal, para ver si eran parásitos, el cual me dio obviamente negativo. Bajé mucho de peso. Me sentía débil, muy frágil y con mucho frío.

No quería salir de mi casa por miedo a que me agarrase diarrea o me descomponga afuera. Necesitaba estar cerca de “mi baño”, por cualquier urgencia. Siempre ese miedo me paralizaba no pudiendo disfrutar de las pocas reuniones a las cuales asistía sin ninguna gana.

Agradezco haberte encontrado, Silvia, ya que me diste las armas para poder relajar mi vientre cuando estuve desesperada. Además me ayudaste diciendo que había otra gente que padecía lo mismo que yo y que no era una enfermedad incurable.

Agradezco también a mi novio por la paciencia y respeto con que tomó mi disfunción. A los que sufren como yo alguna vez sufrí, les digo que se puede vivir mejor, solamente abriéndose, exponiendo sus problemas y creyendo que existe la salida y que se puede salir dando el primer paso.

Edel.

Copyright © 2020 Psicogastro – Colon Irritable. All Rights Reserved. | Intuitive by Catch Themes
Abrir chat